jueves, 21 de marzo de 2013

Ser Comunity Manager en una gran empresa


Me decía Beatriz que ser Communty Manager en la empresa es una labor muy sufrida. Sufrida por el sentimiento de no estar al día en todo (a pesar de las búsquedas y lecturas incesantes), sufrido por no estar seguro de estar siguiendo a las personas adecuadas o los blogs verdaderamente referentes, y además por ser una labor de 24 horas al día (no hay un horario, no hay una actividad clara, no hay un proceso lineal automático,...) Todo requiere de no sólo interés o voluntad, sino de tiempo, de dedicación, de esfuerzo, de escucha, de imaginación. Algunos pensamos que deberíamos tener 2 cabezas (o dos cuerpos según se mire): uno para vivir y dormir y otro para estar en The Web. Nuestros  amigos de Territorio Creativo nos contaban ya hace unos años las 7C del Community Manager pero quizá sean los testimonios actuales de los que trabajan en ello diariamente (me viene ahora a la memoria nuestras amigas de Más que Comunicación o de J.Mouriz en Cetelem) los que nos cuentan las vicisitudes, esfuerzos y sinsabores de una labor no siempre del todo valorada. 


Las empresas por otro lado, en este mundo del Business Social, quieren seguir estando, quieren tener seguidores, quieren que haya debate y ellos estar ahí, pero se olvidan siempre de lo más importante: todo este asunto de las redes sociales tiene que ver con personas, no con programas de difusión o campañas temporales. No sólo se trata de aportar contenido sino de escuchar y hacer feedback. Veo que se sigue pensando en becarios a tiempo parcial o personas ajenas a este mundo, para poner en los equipos de SocialMedia o empeñando a personas al 10-20% de su tiempo, como si esta actividad no requiriese del total de la atención. Aunque se piensa que es una actividad que incluye (aún de forma muy indirecta) en el negocio y en la productividad, no se apuesta por ello, no se invierte en ello de verdad porque no se ve un retorno monetario directo. No sé lo que pensaréis vosotros pero noto que ser Community Manager en una gran empresa de momento sigue siendo un tema muy apartado de lo que realmente debería ser, al menos en dedicación e inversión.
Publicar un comentario