miércoles, 13 de marzo de 2013

¿Queremos realmente conexiones a 1 Gbps?

fibra

Las conexiones domésticas a 1 Gbps son todavía muy escasas en el mundo, aunque cada vez que vemos en acción una de ellas nos quedamos con la boca abierta y con una ligera (o grande) sensación de envidia recorriendo nuestros cuerpos.
Pero más allá de la espectacularidad de las cifras y posibilidades de uso, ¿queremos realmente los consumidores conexiones a 1 Gbps o incluso superiores?
Pues según recientes declaraciones del CFO (Chief Financial Officer) de una de las grandes operadoras americanas, Time Warner Cable, no demasiado.
Irene Esteves explicó en una conferencia que aunque su compañía se encuentra en disposición de empezar a ofrecer conexiones gigabit al mercado doméstico (o por lo menos a una parte de sus clientes), de momento sólo lo hacen en el empresarial porque los usuarios normales no están preparados y no necesitan este tipo de conexiones ultra rápidas.
De hecho, para argumentar su posición comentó que a pesar de que su empresa tiene conexiones de50/5 Mbps, no son las más populares, prefiriendo la mayoría de sus clientes paquetes de 20 Mbps o inferiores, aunque estén en disposición de contratar modalidades superiores (seguro que aquí el precio es un factor decisivo).

De la era megabit a la gigabit

La verdad es que este tipo de razonamientos no terminan de convencerme. Me pasa igual que cuando se comenta que los hogares actuales no pueden sacar partido de estas conexiones, ya que los ordenadores no son capaces de procesar datos a esas velocidades.
Enjambre digital
Puede que quizá a día de hoy tengan parte de razón, pero en un breve, muy breve espacio de tiempo, las cosas darán un giro radical, ya que la soledad del PC conectado a Internet ha pasado a la historia. Ahora se ha unido a la fiesta un enorme enjambre de dispositivos fijos y móviles, de electrodomésticos, smart TV, equipos de música y videoconsolas que demandan conectividad permanente.
En este enjambre digital cada equipo necesita una conexión rápida y sin retardos, multiplicando así el ancho de banda total que un hogar medio necesitará pronto. Situación que crecerá exponencialmente cuando la Internet de las cosas y sus numerosos sensores y objetos cotidianos conectados se convierta en habitual en nuestras vidas.
Por si fuera poco, la nueva generación de consolas viene cargada de funcionalidades sociales, streaming de partidas y descargas de juegos desde la nube, funciones que las conexiones actuales no son capaces de satisfacer si además hay otros equipos en casa descargando cosas, reproduciendo una película HD en streaming o haciendo videollamadas.
¿Queremos conexiones a 1 Gbps? Por supuesto que sí, aunque claro, a un precio razonable. El factor precio es fundamental, ya que un hogar medio no puede actualmente pagar 100 o 150 euros por uno de estos accesos. Ahí puede que Google y su red de fibra tengan mucho que decir, si no proporcionando el servicio directamente por lo menos como amenaza competitiva para un sector que ya lleva estancado demasiado tiempo en la era megabit.
Via | xatakaon
Publicar un comentario en la entrada