miércoles, 17 de agosto de 2011


Hace décadas, los jóvenes se echaban el hatillo al hombro y salían del pueblo para ganarse la vida en la gran ciudad. Muchos años y mucho estrés más tarde, el éxodo rural ha dado la vuelta y ahora es úrbano. Cada vez más profesionales jóvenes, generalmente autónomos o freelance, escapan de la contaminación y el estrés de las grandes ciudades para trabajar desde el campo y llevar una vida más natural.

Pero, claro, el campo no es el mejor lugar para trabajar con nuevas tecnologías, especialmente en lo que se refiere a internet. El medio rural sigue siendo una asignatura pendiente en cuanto a cobertura, sobre todo en municipios pequeños. Vodafone pretende quitarse esa asignatura con el proyecto Naturback.

Naturback es un proyecto puesto en marcha por el estudio de arquitectura Ecobox Project (que no son promotores, sólo diseñan) y consiste en el diseño de viviendas modulares como la que veis en la imagen, que está construida en un terreno con gran desnivel. Estas viviendas están pensadas para ahorrar hasta un 85% de energía mediante el uso lógico de los recursos, la domótica o fuentes alternativas como la solar. El proyecto de la imagen se está ya construyendo en una zona rural de la Comunidad de Madrid y lo que es la construcción (sin el terreno) cuesta en torno a los 100.000 euros.

La participación de Vodafone en el proyecto consiste en dotar de comunicaciones con el exterior a estos nuevos hogares para emigrantes urbanos. En el último ‘refarming’ o reparto de frecuencias, Vodafone se hizo con la banda de los 900 hertzios y ahora está utilizando esa frecuencia para mejorar las conexiones en núcleos rurales de menos de 1.000 habitantes.


El proyecto dotará de cobertura HSDPA 7.2 y HSUPA 3.6 al 70% de estas poblaciones. Aparte de dotar de cobertura a las zonas, el operador ofrece sus servicios de Oficina Vodafone y Vodafone Business Place pra facilitar el teletrabajo. Además, la compañía ya está trabajando con empresas como Bosch para dotar de funciones domóticas a electrodomésticos a través de conexiones Machine to Machine M2M, que es algo tan sencillo como insertar un módulo SIM controlable remotamente en, por ejemplo, una lavadora.

Todas estas iniciativas cobrarán aún más importancia en el momento en que las direcciones IPv6 se generalicen. La enorme cantidad de direcciones IP disponibles permitirá lo que se conoce como ‘El internet de las cosas’, un futuro en el que muchos objetos cotidianos podrán conectarse por su cuenta a internet. Mientras llega o no, la iniciativa Naturback puede ser más que interesante para aquellos que quieran vivir de una manera más tranquila en núcleos rurales, pero no quieran perder el contacto con el mundo.

Publicar un comentario