miércoles, 20 de abril de 2011

Piensa que conduces bien y lo harás


El futuro de los coches, además de pasar de usar combustibles fósiles a sistemas más limpios sobre el papel, es la conducción autónoma. No hay año en que no veamos nuevos desarrollos en ese campo.

El último que nos llega y del que te vamos a hablar no es un sistema de conducción autónomo tal y como lo entendemos, sino que se trata de controlar el coche con nuestra mente. La innovación nos llega directamente de Alemania, concretamente de los laboratorios AutoNOMOS de la Universidad de Freie en Berlín.

Si has oído hablar alguna vez del control con la mente, el funcionamiento de este sistema de conducción no te sorprenderá tanto. Con unos sensores colocados en la cabeza del conductor y encargados de medir las ondas cerebrales del mismo, los científicos han logrado establecer qué ondas bioeléctricas son las encargadas de realizar giros, acelerar o frenar.


Con esos datos y la conexión del conductor a los controles del coche con un ordenador de por medio que se encarga de interpretar las órdenes del cerebro del conductor y las convierte en instrucciones para los sistemas del coche, el vehículo controlado por nuestros pensamientos se hizo realidad. El único inconveniente ahora mismo, además de que nos olvidemos de pensar mientras conducimos, es el ligero retraso que existe entre el pensamiento y la llegada de la instrucción a los controles del coche, pero eso parece una minucia comparado con lo que ya han conseguido ¿no?

Para que se entienda un poco mejor cómo funciona el sistema, aquí un vídeo del invento alemán:

Publicar un comentario