viernes, 19 de febrero de 2010

Mobile World Congress. Conclusiones de los que allí estuvieron

Se cierra una nueva edición del Mobile World Congress. Durante esta semana muchos han sido los que nos han ido contando lo que allí se ha presentado. Como yo no estuve, os dejo con las conclusiones publicadas en xatakamovil y en error500.


Puede que lo más significativo de este año hayan sido las ausencias. Todos estamos acostumbrados a que Apple juegue a parte, pero que tanto Nokia como LG hayan decidido crear sus eventos paralelos y que Palm no haya concurrido puede ser un síntoma de que las cosas están cambiando –o puede que únicamente de la crisis, habrá que esperar a verlo-.

Pero lo más remarcable de todo ha sido la cantidad de Androides que hemos visto. Sin duda alguna este ha sido el año de Android. Incluso Google ha montado sus propias jornadas para desarrolladores.

Si en la pasada edición pudimos ver la llegada del HTC Dream e informar de la aparición del HTC Magic –dos teléfonos que dieron que hablar pero que dejaron espacio a otras plataformas-, este año casi cada fabricante tiene su Android. Parece que todos ellos peleen por tener su terminal con Android, personalizada o no.

Esto homogeniza el mercado. Casi todas las novedades son con Android, muchas de ellas personalizadas por el fabricante pero en el fondo lo que te encuentras es lo mismo: los mismos problemas y las mismas ventajas.

Me hubiera gustado ver innovaciones, algún sistema operativo sorprendente, algo rompedor, pero en cambio tenemos un buen puñado de móviles con características similares. Nada fuera de la media.

Entre las novedades encontramos algunas excepciones a la monotonía de Android: el Samsung Wave con Bada, el LG Mini, el HTC HD Mini, el Puma Phone,… Propuestas muy concretas pero ninguna con potencial para acaparar el mercado, al menos de momento.

Bada llega en una terminal de características espectaculares pero lo que ofrece no deja de ser lo mismo que el iPhone OS y Android. Windows Phone 7 Series está bien y parece interesante, pero sinceramente llegan tarde. Windows debería haber sacado este SO el año pasado y, en vez de eso, Windows Phone 7 Series no pisará la calle hasta finales de año, dándole tiempo de sobras a sus contrincantes para que le pasen la mano por la cara.

En resumen: el iPhone parece haber ganado la carrera de los desarrolladores –y puede que también la del usuario medio- pero los fabricantes aman Android y quieren que todos nosotros tengamos un teléfono con este sistema operativo ¿Nos empacharemos de Android? ¿Se convertirá Android en el Windows de los móviles?


Muchas fabricantes trabajando en el mismo concepto de teléfono móvil, es la sensación que me traigo del Mobile World Congress de Barcelona. Además del agotamiento de la fórmula "congreso para anunciar producto" - excepto Microsoft y su Windows Phone 7 Series el resto ya había filtrado que iba a presentar - algo que ha dejado patente el principal evento sobre telefonía móvil es que el resto de la industria quedó muy marcada por el lanzamiento de iPhone hace tres años por parte de Apple.

Lo que ha constatado este MWC 2010 es que el concepto de móvil que planteó Apple ha sido asumido como la referencia y sus características más importantes (gran experiencia táctil, navegador para las tecnologías de la "web de verdad", aplicaciones vía tienda y orientación a estar integrado con servicios online) están al alcance de los principales fabricantes, gracias sobre todo a la plataforma Android.

Teléfonos móviles destacables en la feria

  • Samsung Wave, que no lleva Android sino el nuevo sistema operativo de Samsung, el Bada. La calidad de la pantalla es, probablemente, la más alta del mercado, pero en cuanto a experiencia les queda pulir bastantes detalles en el sistema antes de sacarlo al mercado. ¿Por qué una nueva plataforma con todas las que hay? Es un tema para discutir aparte, ¡todo el mundo quiere tener la plataforma desde la que te vendan las aplicaciones!.
  • HTC Desire viene a ser una pequeño avance respecto al Nexus One, que ya fabricaran para aparecer bajo la marca Google. La interfaz HTC sense y algunas mejoras extra pero desde el mismo concepto: un términal táctil sin teclado físico sobre Android 2.1, probablemente la mejor opción de su gama en lo que a experiencia de usuario.
  • Sony Ericsson X10, con el que estuve jugando un buen rato hasta darme cuenta de que, pasados unos cuantos años desde aquél T610, vuelve a gustarme un terminal de Sony. Lo diferencial es la calidad de su cámara, una pantalla sobresaliente y estrenar al fabricante en lo que a terminales con Android se refiere.
  • Motorola Milestone, una de mis opciones preferidas por contar con un teclado físico. ¿Me devolvería la productividad que tenía con Blackberry? Pronto lo sabré porque anda en el laboratorio de pruebas y podremos contarlo por aquí. Al contrario que Dext, es un "android google" y no tiene la capa social "Motorblur".
Be social, my friend

Otra tendencia marcada en los terminales presentados es la de integrar las redes sociales, en ocasiones para enriquecer la libreta de direcciones, en ocasiones para hacerlas protagonistas de la experiencia en el móvil. Samsung hará esto con Bada, Motorola anunciaba Quench, The Inq - que quiere desembarcar en España - fueron unos de los pioneros en el tema, mientras que Vodafone sigue apostando por Vodafone 360. Microsoft también apuesta por una integración fuerte de Facebook, Windows Live y otros "servicios sociales" en su nuevo sistema.

El móvil puede ser mini

Algo que también podríamos destacar es la cada vez mayor oferta de terminales "mini". Ejemplos que me han parecido interesanes son el de LG, HTC Hd Mini y el Xperia X10 Mini y Mini Pro. No soy parte del público al que van destinados, pero en algún caso - especialmente Sony - me ha gustado mucho como han resuelto meter bastantes funcionalidades en una pantalla táctil de tamaño reducido.

Tres años de la era iPhone

En cuanto a los fabricantes de teléfonos móviles, me atrevería asegurar que el período en el que iPhone ofrecía una experiencia muy superior al resto hace tiempo que se ha terminado. Lo que sucedió hace tres años, con un actor que creaba una brecha entre su terminal y el resto no es fácil de repetir, de hecho ninguno lo ha logrado desde que lo hiciese Apple. Precisamente la sombra de éste flotaba sobre el ambiente mucho más que la del otro gran ausente - Nokia - ¿de qué serán capaces en Junio, cuando se espera nueva versión de iPhone? ¿es posible seguir creciendo en el mercado desde su posición basada en un único terminal de gama alta? ¿abrirán brecha respecto al resto como hicieron en su momento, de qué magnitud? Esa es precisamente la pregunta que deja el MWC10, en el que el resto de a industria (excepto Blackberry, que ha tenido un perfil muy bajo) ya he dejado patente que con Android son capaces de plantarles cara.

Más información en:
MWC10 en error500
MWC10 en xatakamovil
Publicar un comentario en la entrada