jueves, 14 de enero de 2010

AIDA: Agente afectivo de conducción inteligente del MIT

Investigadores y diseñadores del MIT están desarrollando un nuevo concepto llamado AIDA, Agente afectivo de conducción inteligente / Affective Intelligent Driving Agent, que podría cambiar la forma en que interactuamos con nuestro automóvil.

Se trata de una cabeza robot social montada en el tablero del automóvil que es capaz de hacer recomendaciones, recordar actividades y anticiparse los problemas de tráfico basado en los acontecimientos que están ocurriendo a lo largo de su camino. Puede parpadear, sonreír y ayudar con las direcciones, incluso formar señales de alerta, advirtiendo del tráfico y otros peligros.

AIDA se basa en una comprensión de la ciudad más allá de lo que puede verse a través del parabrisas, la incorporación real de la información de eventos en tiempo y conocimiento de las condiciones ambientales, así como actividades comerciales, atracciones turísticas y zonas residenciales. De manera que se cree una especie de relación simbiótica entre el conductor y AIDA, algo así como una combinación de un sofisticado GPS, Clippy (Microsoft Word), Wall-E y KITT (Knight Rider).

“Con la ubicuidad de los sensores y los equipos móviles, la información acerca de nuestro entorno es cada vez abundante. AIDA representa un nuevo esfuerzo para dar sentido a estas grandes cantidades de datos, el aprovechamiento de nuestros dispositivos electrónicos personales como herramientas de apoyo conductual”, comenta el profesor Carlo Ratti, director del Laboratorio de SENSEable City Lab. “En el desarrollo de AIDA, nos preguntamos cómo podríamos diseñar un sistema que pudiera servir de guía y a la vez ser un compañero informado y amistoso”.

El proyecto es una colaboración entre el Personal Robots Group en el MIT Media Lab, SENSEable City Lab del MIT y los Laboratorios de Investigación del Grupo de Electrónica de Volkswagen de América.

¿No es adorable?

Vía | FayerWayer
Publicar un comentario en la entrada