miércoles, 21 de enero de 2009

Los diabéticos podrán disponer de un método más cómodo, no tendrán que pincharse, y con mayores posibilidades para medir su nivel de azúcar en sangre.

La Universidad de Gerogetown, la empresa Gentang Inc y la Corporación Internacional de Aplicaciones Científicas (SAIC) son los artífices de este proyecto. El nuevo método se basa en un parche para la piel con un chip inalámbrico incrustado. El chip se comunicará con el telefóno móvil para mostrar la información recogida.

Los parches, que serán deshechables, enviarán lectura una vez por hora al móvil. La idea es que el móvil, no solo monitorice los datos, sino que pueda tener el control de una bomba de insulina remotamente.

Es lógico pensar que el mejor dispositivo para esta iniciativa sea el teléfono móvil, ¿quién no lleva en el bolsillo un móvil?Además de añadir otros beneficios como un posible sistema de emergencia basado en geolocalización.

Las tres entidades participantes han acordado poner en común su propiedad intelectual y vender o autorizar el uso combinado de la tecnología, actualmente registrada, a empresas en virtud de un proceso de licencias.

Vía | xataka móvil
Publicar un comentario